Acuérdate siempre


En la lejanía física de tu abrazo
a kilómetros de tu mirada
en el recóndito escondite de tus sueños
en las amplias murallas que te encierran.
Tú lo sabes,        
detrás de todo eso,
ahí estoy yo.
Sé,
aunque me niegues,
que me persono en tus sueños
moldeo tu coherente vida
 me persigues en los surcos de tu cama vacía
 me buscas, te busco,                        
sé que malgastas tus besos en bocas extrañas,
 me nombras sin nombrarme
que conversas con mi ausencia.


Sé valiente,
no me busques donde no estoy
no me hables sin hablarme
no me expulses de tus sueños
no me odies si me amas ,
ponle alas a tu alma
y vuela, vuela alto,
consiéntete ser feliz.
Si decides ser osado
y te embarcas en la precaria barcaza
débil e imprevisible del amor,
 y  naufragas en el viaje,
grítame, llámame
y cuando atisbes  la orilla
ahí estaré yo,
con mis brazos abiertos,
para impulsarte hacia la costa,
y anclarte a mis sueños.

Pero si no eres valiente
y cambias de rumbo,
y llegas a la playa cordura
acuérdate siempre de que
detrás de las montañas,
 la vegetación las nubes
que aprisionan a tu playa,
detrás de todo eso,
ahí seguiré estando yo.



1 comentario:

Lola dijo...

Leerte hoy con lo triste que me encuentro en estos momentos de "distancia obligada de mi amor" ha dado pie a mis lagrimas. Uffff que bonita Raul.